PROPUESTA DE SOLUCIÓN A LA CRISIS DE LA UASD

PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN POPULAR (PRP)

(Marxista-Leninista)

 

Introducción

Al iniciarse el semestre académico actual, FAPROUASD decretó un paro de docencia indefinido.

Prontamente un sector de ASODEMU pasó a respaldar el proceso de lucha y hoy la directiva completa del sindicato de los empleados administrativos ya está unida con FAPROUASD procurando objetivos similares.

 

Duro golpe a la Rectoría

La Rectoría del maestro Iván Grullón, rápidamente intentó crear incertidumbre en torno al proyectado paro; atacó de manera rabiosa al Presidente de FAPROUASD y restó importancia a la decisión de lucha del profesorado. Él procuraba generar una situación de confusión. Mas el tiro le salió por la culata. El profesorado cerró fila mayoritariamente alrededor de su sindicato; y en la medida que van pasando los días, el Rector se va quedando completamente solo y el paro se agiganta, pues se está extendiendo al área administrativa, sobre todo en los centros regionales.

 

Contradicciones con el Presidente de FAPROUASD

Evidentemente hemos podido advertir que entre las fuerzas que respaldan la lucha, algunas tienen una contradicción frontal con el Presidente de FAPROUASD.

Sobre esta situación el PRP desea establecer un pensamiento guía. Es completamente erróneo colocar al Presidente de FAPROUASD como el blanco principal de la crítica revolucionaria. Si actuáramos así estaríamos solidarizándonos con la Rectoría que junto al gobierno de Danilo Medina se constituye en el obstáculo principal para el logro de los objetivos que engendran el paro; los revolucionarios deben actuar en dirección opuesta: buscar la alianza con el Presidente de FAPROUASD, para mantener unido el movimiento de masas, y derrotar a los representantes de la reaccionaria política burguesa en la UASD y el país.

¿Cuál es la contradicción principal que gobierna el proceso de desarrollo de la coyuntura universitaria? Es la existente entre la Rectoría de Iván Grullón y el gobierno de Danilo Medina, por un lado, y los estudiantes, empleados y profesores uasdianos, por el otro lado; evidentemente el aspecto principal y dominante en esta contradicción, son los primeros, mientras que los segundos constituyen el aspecto dominado. Siendo así las cosas no podemos despreciar y anular personas susceptibles de unirse al proceso y combatir aunque fuere temporalmente en contra de los adversarios de la UASD. Las fuerzas que dividen, en vez de unir, habitualmente padecen de posiciones ultraizquierdistas que ocasionan serios problemas a la lucha revolucionaria.

Si alguien que forma parte de la lucha actual comete determinados errores, los revolucionarios no podemos unirnos al coro del Rector y de las plumas oficialistas para crear un estado de incertidumbre en las mentes de los universitarios que hoy resisten los macabros planes de nuestros opresores. La actitud revolucionaria consiste en efectuar la crítica sincera, pero de ninguna manera asumir el discurso del Rector; con nuestros adversarios principales no puede haber conciliación de ningún tipo.

 

¿Asamblea general extraordinaria?

 En el marco de la confusión sobre cuál es la contradicción principal que gobierna la coyuntura universitaria, algunas fuerzas están demandando la convocatoria de una asamblea general de FAPROUASD.

¿Quiénes demandan esa asamblea? En primer lugar los profesores alineados con la Rectoría y el gobierno de Danilo Medina; en segundo lugar, los profesores relacionados con candidaturas que procuran el apoyo del Rector; en tercer lugar, algunos profesores revolucionarios que discrepan de la forma que revistió la convocatoria a paro docente; y en cuarto lugar, algunos profesores opositores a la directiva actual de FAPROUASD y que aspiran a sustituirla por otra.

De donde se infiere que una asamblea como esa procurará los siguientes objetivos: 1) desautorizar al pleno de directivas de las asociaciones de profesores de las facultades y centros regionales que decidió el paro docente; 2) levantar el paro bajo el alegato de que es necesaria la presencia de los estudiantes en el aula para encaminar el movimiento hacia la victoria; y 3) crear mecanismos suplementarios que menoscaben la autoridad sindical legalmente constituida. Analicemos el contenido de cada uno de estos objetivos.

Primer objetivo. Éste es inaceptable. En cada facultad y en cada centro regional se efectuaron votaciones para elegir las directivas de las asociaciones de profesores. Los docentes ejercieron el voto de manera libre. Las directivas electas, en el marco de los estatutos del gremio, pueden ejercer iniciativas de lucha en procura de objetivos que beneficien a sus asociados. Ellas no cometieron ninguna violación que merezcan una sanción moral. Todo lo contrario, los profesores debemos hacerles un reconocimiento por haber desatado la lucha.

Segundo objetivo. Ciertamente el sector revolucionario en el marco del sistema educativo, en cualquier país, es el estudiantado, pues los profesores y los empleados poseen intereses en el plano económico que los conducen a la adopción de posiciones relativamente atrasadas y conservadoras; no así el estudiantado. Sin embargo no debemos ocultar una realidad. ¿Cuál? Bueno, que el movimiento estudiantil revolucionario está en una situación muy débil; algunos de sus dirigentes tienen también intereses económicos; y la política burguesa, en estos momentos lo domina completamente. Por tanto, sujetar el movimiento actual a una eventual incorporación del estudiantado constituye un dogmatismo rancio. En la República Dominicana las cosas han cambiado y en consecuencia los comunistas tenemos que efectuar ajustes en nuestra táctica. Dicho objetivo aparenta ser muy revolucionario pero puede conducir a una trampa. Levantar el paro sin lograr nada, iniciar la docencia contando con los estudiantes que huyen llenos de temores al primer amago de protesta, situación que aprovecharía el sector anarquista para protagonizar pedreas en las bocacalles, conduce el movimiento de guatemala a guatepeor. He ahí la esencia de levantar el paro.

Tercer objetivo. Éste en épocas pretéritas ha dado resultados positivos, especialmente cuando una buena parte de los directivos claudica ante la autoridad universitaria y el gobierno central. Esta situación no se ha verificado hasta el momento. De todos modos pensamos que el alto mando gremial puede satisfacer la solicitud de formar un Comité de Lucha, pero que en ningún momento el mismo sustituya a la directiva de FAPROUASD; más bien debe actuar como un instrumento suplementario, accesorio y complementario. En modo alguno debe actuar con un protagonismo pequeño-burgués; en caso de que se pase de la raya debemos darle autoridad a la directiva de FAPROUASD para que lo disuelva.

 

La burguesía se apoderó totalmente de la UASD

A partir del segundo lustro del decenio de los años setenta el mundo capitalista marcó el ascenso  y dominio de modelo neoliberal capitalista, poniéndose de moda la privatización de las empresas públicas. Desde entonces la burguesía dominicana se abalanzó sobre las empresas del grupo CORDE y sobre los ingenios azucareros. De estos hoy no quedan ni rastros, la burguesía se los engulló; apenas “sobrevive” la UASD.

Decimos que “sobrevive” porque si la examinamos de manera desapasionada, no podemos menos que advertir el total hundimiento de la UASD. El equilibrio entre la política académica a favor de la burguesía y la política académica a favor del proletariado, o la resistencia de la política académica a favor del proletariado ante la política académica a favor de la burguesía, ya no existen; la política académica burguesa ejerce un dominio casi absoluto en su interior.

La política académica a favor del proletariado ha sido arrinconada y la izquierda revolucionaria se ha sumado de la manera más vergonzosa al estatus quo de la política burguesa en la UASD: intercambio de apoyo electoral por cargos administrativos o por el nombramiento de amigos y familiares. Hasta el momento el PRP no ha caído en esta terrible felonía a los principios revolucionarios. La UASD que nos legaron los renovadores provenientes de la revolución constitucionalista del año 1965 pereció; permitimos que la burguesía se la tragara. ¿Qué queda de aquella UASD histórica y gloriosa? Lo único que sobrevive es el acceso a sus aulas que tienen los hijos de obreros y campesinos. No más.

La burguesía no ha tenido que ocupar con tropas policíaco-militares los recintos uasdianos. Simplemente elaboró y ejecutó un plan de largo plazo. Aniquiló los mejores hombres de la izquierda revolucionaria, estimuló los choques sangrientos en el movimiento estudiantil revolucionario, fue separando la dirección del movimiento estudiantil, con prebendas económicas, de las masas del estudiantado y copó todos los mandos centrales de la Institución con personas armadas de la política, ideología y teoría burguesas. Nos las quitaron sin disparar un tiro.

 

Propuestas de solución

La UASD histórica sucumbió, pero podemos rescatarla. ¿Cómo? Los hombres poniéndose los “pantalones” y las mujeres poniéndose sus “vestidos” (reflexionen sobre el significado de “pantalones” y de “vestidos”).

Esta es la mejor coyuntura para que las clases oprimidas se apropien de la UASD. El gobierno de Danilo Medina tiene problemas muy serios al estar embarrado con la corrupción de ODEBRECHT; se encuentra en la mirilla de los monopolios transnacionales norteamericanos del área de la construcción que se vieron afectados por la corrupta expansión de ODEBRECHT. En varios países de América Latina grandes funcionarios están siendo investigados por los aparatos judiciales, incluso en Perú el ex-Presidente Toledo lo están buscando como aguja. En el plano económico a pesar de los informes apologéticos del Banco Central de la República Dominicana el desempleo ampliado promedio de la Población Económicamente Activa no baja de 15%, mientras que a nivel de los jóvenes se mantiene encampanado arriba del 30%. Mientras la economía crece “vigorosamente”, en el año 2017 el gobierno central confecciona un presupuesto deficitario de casi RD$85 mil millones de pesos dominicanos y el PIB  se compromete en un 50% en el festival de la deuda pública. Asimismo la lucha proletario-popular comienza a despertar por reivindicaciones propias y en contra de la corrupción y la impunidad. Y dentro de la UASD el dominio de la política burguesa no puede ser más débil. La gestión del maestro Iván Grullón fracasó en toda la línea.

¡Este es el momento adecuado para que rescatemos la UASD. Demos un paso adelante, sin temor y sin vacilaciones!

Propuesta para el rescate: 1) entrega de un resumen al Rector y al Presidente Medina, por parte de FAPROUASD y ASODEMU, acerca de la situación actual de la UASD, en los planos docente, investigación, extensión, administrativo y financiero y las reivindicaciones a favor de los estudiantes, profesores y empleados. Este documento debe ser depositado en fecha 6/1/2017 y debe consignarse en él que los gremios solicitan respuestas positivas en un plazo de 48 horas; 2) si las autoridades hacen caso omiso a las peticiones contenidas en el documento, quiere decir que no tienen solución a la crisis, por tanto los gremios tomarían la iniciativa de dirigir provisionalmente la academia y aplicar las correcciones pertinentes con el concurso activo de estudiantes, profesores, empleados y sectores obreros y campesinos.

Esperamos que los gremios ponderen correctamente nuestras propuestas; son formuladas con buenas intenciones y con espíritu revolucionario.

Dr. Manuel Linares,

Secretario General

5/2/2017